¿Por qué razón contratar un seguro de salud?

Estamos con una salud perfecta, jamás nos han operado ni hemos tenido ninguna enfermedad esencial, no obstante, no sería tan mala idea hacerse un seguro de salud privado. ¿A qué personas les resulta conveniente contratarlo?

A cualquiera que busque la comodidad en el momento de percibir atención médica en la asistencia sanitaria, bien sea a la consulta de un especialista o bien a la hora ser hospitalizada.

Ventajas de un seguro de salud

La mejor atención es el beneficio más esencial. Los asegurados no deben aguardar para recibir atención médica ni pasar por el médico de cabecera para poder asistir a un especialista. Tampoco deberemos aguardar para el resultado de las pruebas, especialmente si estamos ante diagnósticos de peligro.

Vamos a poder elegir el medico o especialista al que deseamos asistir, tal como el centro de salud donde vamos a recibir atención sanitaria, en las opciones que nos dejen elegir en el seguro privado y en dependencia de las coberturas que hemos escogido al cuadro médico.

Para los casos de hospitalización, podremos disponer de habitaciones individuales y otras condiciones preferentes. En el caso de viajar al extranjero, y si hemos escogido una cobertura con nuestro seguro, vamos a recibir atención médica especializada.

¿Qué debo tener en consideración  antes de contratar un seguro de salud?

Cuidado con la letra pequeña de las mutuas de salud. Si bien el importe de la cuota mensual que deberemos abonar por tener contratado un seguro de salud es un factor más que definitivo para decidirnos, en este género de productos es esencial examinar cuidadosamente las coberturas (si ofrece cobertura para España o bien el extranjero y qué género de servicios complementarios incluye: hospitalización, cirugía, atención sicológica, ortodoncias, etcétera), los profesionales médicos y clínicas de las que disponen (que deben contestar a profesionales de renombre y experiencia en nuestra localidad) y si cuentan con un servicio de atención al usuario que nos deje efectuar trámites ágilmente y den respuesta y asesoramiento a todas y cada una nuestras dudas sobre procedimientos y servicios médicos.

Las aseguradoras de salud tampoco se libran de la temida letra pequeña. Ya antes de firmar, debemos leer cada entre las pólizas del contrato y la letra pequeña en donde se hallen aspectos sobre servicios y tratamientos médicos que se excluyan de la prestación y, como es lógico, el costo de los servicios médicos.

Emplear un comparador de seguros es realmente útil, mas hay siempre y en todo momento que comprobar la póliza de forma cuidadosa ya antes de decidirse.

Por servirnos de un ejemplo, ciertas mutuas de seguros no cubren gastos por enfermedades precedentes al instante de suscribir el seguro, por este motivo, las compañías piden una declaración jurada al usuario a fin de que indique que no tiene ninguna enfermedad o bien enfermedad. Asimismo se deben declarar las enfermedades que se han sufrido previamente

La suspensión o bien renovación del contrato con la empresa de seguros debe comunicarse (en las dos partes) en un documento por escrito, certificado y con acuse de recibo, dos meses ya antes de la data de finalización del contrato.

Publica un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *