¿El café es malo para la salud?

Hoy, voy a hablaros del café. Cientos de millones de personas en todo el mundo toman café a diario, y son muchísimas las personas que se preguntan si. ¿El café es malo para la salud? La respuesta, como ya os podéis imaginar, es sí, y no.

Existen muchísimas investigaciones sobre el café, ya que, hoy en día, es una de las bebidas más populares del mundo. Según una encuesta llevada a cabo en España en el 2015, el 88 por ciento de los adultos Españoles toman café todos los días, de los cuales el 6,8 por ciento reconoce que toma entre 3 y 5 tazas de café al día, mientras que el 51,9% reconoció tomar tan solo una taza al día. Hoy voy a analizar por qué el café puede ser bueno o malo para ti.

Empecemos con los beneficios de tomar café

Alto contenido en antioxidantes

En el mundo actual, estamos a diario muy expuestos a altos niveles de toxinas y contaminantes. Los antioxidantes neutralizan el efecto de los agentes tóxicos y pueden ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento.

El café es considerada la bebida n. 1 con efectos antienvejecimiento. De hecho, algunos trabajos de investigación han demostrado que el café puede contener más antioxidantes polifenólicos que el cacao, el té verde y el té negro, y que el café proporciona a numerosas personas hasta el 70% del total de antioxidantes que ingieren en su dieta.

Mejora la circulación sanguínea y puede estimular el hígado

La protección de la integridad del hígado producida por el café es tan grande que parece como increíble. Casi suena a broma. Sin embargo, estudios epidemiológicos de gran rigurosidad científica revelan que el consumo prolongado de café se asocia a una reducción muy notable del riesgo de cirrosis alcohólica y de cáncer de hígado.

Aunque los autores del estudio han comprobado un notable efecto protector del café sobre el hígado, avalado por un gran descenso del riesgo de cirrosis, insisten en que la mejor medida para evitar la cirrosis alcohólica se basa en la reducción de la ingesta diaria de alcohol.

Mejora tu rendimiento físico y da energía para hacer ejercicio

Un estudio de 2009 publicado en Sports Medicine muestra que el café aumenta el estado de alerta y mejora el rendimiento mental y físico a corto plazo.

El café no mejora necesariamente la capacidad de oxigenación, pero permite a los atletas entrenar a un mayor nivel de potencia y por más tiempo.

Se ha demostrado que tomar una taza de café aproximadamente una hora antes del entrenamiento mejora el rendimiento entre un 11 y un 12%. En este estudio quedo demostrado que tomar café aumenta la velocidad y la potencia durante la carrera.

Otro estudio publicado en la Revista Internacional de Nutrición Deportiva y Metabolismo del Ejercicio encontró que tomar café antes del ejercicio, aumenta el gasto de energía después del ejercicio lo que se conoce como efecto de postcombustión.

El consumo de café reduce el riesgo de padecer Alzheimer

En un estudio en animales realizado por el Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer de Florida, se suministró a ratones cafeína en el agua de bebida desde que eran jóvenes hasta que envejecían y se vio que protegía contra el deterioro cognitivo y disminuía los niveles de la proteína conocida como beta-amiloide considerada la principal precursora del Alzheimer.

Los riesgos de tomar café

Por ejemplo, tomar demasiada cafeína puede tener un efecto adictivo, lo que puede lleva a una sobredosis por cafeína. Esto puede provocar dolores de cabeza, ansiedad, irritabilidad, dificultad para concentrarse, fatiga, problemas digestivos y falta de apetito.

También puede causar fatiga adrenal. Se estima que el 80 por ciento de las personas sufren algún tipo de fatiga adrenal en algún momento de su vida. Si padeces fatiga crónica o tiene problemas de tiroides, problemas suprarrenales o problemas hormonales, el consumo de café puede agravar el problema.

En este caso la cafeína es realmente el problema del café pues es un estimulante muy adictivo. El ser humano no está preparado evolutivamente para tomar un estimulante de forma indefinida. Por eso, si tiene problemas hormonales, de tiroides o suprarrenales, o tiene alguna enfermedad crónica, deberías evitar el café o las bebidas con cafeína.

Si en general gozas de una buena salud, con tan solo algunos problemas de circulación o estás tratando de estimular al cerebro y no tienes ninguna enfermedad autoinmune o problemas de tiroides o de glándulas suprarrenales, en este caso, tomar café, de forma moderada no te producirá ningún problema e incluso puede ser bueno para tu salud.