Crean una prueba que distingue la tuberculosis latente de la activa

La tuberculosis es una enfermedad provocada por bacterias que puede afectar a cualquier órgano, aunque se suele asociar sobre todo a los pulmones. Ya en la Grecia clásica se hablaba de la tisis (tuberculosis) como una enfermedad muy frecuente y grave. Se considera una de las enfermedades infecciosas más dañinas en la historia de la humanidad.

Tras la aparición de los antibióticos, se pensó que se había ganado la guerra a la bacteria, aunque poco después se vio que ésta se hacía resistente al arsenal terapéutico que poseemos.

En la actualidad son necesarios varios antibióticos consumidos durante varios meses para conseguir una curación de la misma. Con la aparición del SIDA, esta enfermedad ha vuelto a aumentar su incidencia y vuelve a ponernos en jaque.

La importancia de distinguir la fase

Esta enfermedad, además de su gravedad, posee unas características que hace que sea complicado su diagnóstico. Así es importante poder distinguir si la infección está en una fase latente o en una fase activa, ya que en esta última la persona enferma puede contagiar a otras personas, mientras que en la fase latente no.

En la fase latente nuestro sistema inmunitario es capaz de frenar la enfermedad, mientras que en la fase activa la bacteria puede producir daños importantes en nuestro cuerpo. Hasta la actualidad no teníamos ninguna técnica que nos permitiera conocer de forma rápida si nos encontrábamos en una fase o en otra.

Recientemente un grupo de investigadores de la Universidad de Lausana y miembros del Instituto de Investigación de vacunas publicaron en ‘Nature Medicine’ una prueba que puede ayudarnos a distinguir ambas fases en poco tiempo y de esa manera tomar medidas terapéuticas y diagnósticas diferentes.

Aunque la infección por tuberculosis se haya asociado a personas con escasa higiene, esto no es así. Cualquier persona puede sufrir esta enfermedad y avances como estos nos ayudarán a ganar una pequeña batalla en la lucha contra esta bacteria.

Publica un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *