Auge de la comida saludable y el fitness

La alimentación y el cuidado de la salud es algo que nos ha acompañado desde los inicios de la historia. Dietas, ejercicio y hábitos de vida saludables están a la orden del día.

Los estándares de belleza cambian con el paso del tiempo. Las últimas décadas, y en concreto los últimos 10 años, han fijado unos cánones distintos. Y con ello, la manera de alimentarnos. Ahora se llevan dietas bajas en carbohidratos, otras altas en grasas para fomentar su misma pérdida, otros prefieren el ayuno intermitente… pero el objetivo final es el mismo: una relación ideal entre grasa, agua y masa muscular.

El aumento de los seguidores del mundo fitness no cesa y se pone cada vez más atención no sólo a qué comemos sino a cuando lo hacemos. Unos abogan por 5 ingestas diarias mientras que otros indican que basta con realizar tan sólo 2 comidas, teniendo un cuenta únicamente las calorías totales.

Sin embargo, lo que sí comparten la mayoría es el consumo de nutrición deportiva. Este sector está en constante desarrollo y son muchas marcas las que se reinventan para poder ofrecer productos destinados a tal fin: batidos de proteínas, preentrenos para aumentar el rendimiento.

Paralelamente el sector bio y de comida ecológica gana terreno, basándose en una alimentación respetuosa no sólo con el cuerpo, sino también con el medio ambiente.

“Comer por comer” ya no vale para muchos. Sin embargo, en la otra cara de la moneda los índices de obesidad de las clases bajas sigue en aumento. Un factor influyente fue la crisis económica que surgió en 2009 cuando muchas familias tuvieron que modificar unos hábitos de vida y de ingestas que estaban totalmente sobrevalorados. ¿Qué pasará en un futuro en el mundo del fitness? ¿Es realmente saludable tal obsesión? El tiempo lo dirá, pues es el mejor juez.

Publica un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *